Dieta a base de líquidos para perder peso en una semana

Las personas que no sirven para aguantar una dieta de largo aliento deberían probar con una a base de líquidos de una semana. Su poco tiempo de duración la convierte en una alternativa ante la difícil y ardua tarea de mantenerse con régimen alimenticio que podría durar meses. En líneas generales esta dieta se compone de sopas, licuados, zumos y leche descremada.

Se conoce también por su condición desintoxicante, pues se encarga de depurar al organismo. Es por ello que tiene gran alcance: en una semana se puede perder hasta cinco kilogramos.

¿Por qué realizar una dieta a base de líquidos?

En primer lugar se debe recordar que es una dieta ideal para conseguir resultados en el corto plazo, por lo que para las personas ansiosas por perder peso rápido es ideal. Entre tres y cinco kilogramos se pueden perder al finalizar la semana. Su beneficio más importante es la depuración del cuerpo, debido a que elimina residuos y toxinas.

Solo consumir líquidos crea la percepción que quien se esté sometiendo a la dieta a base de líquidos sienta hambre durante siete días; sin embargo, ante los escépticos, los líquidos otorgan saciedad.

Aunque es una dieta estricta, vale la pena. Si piensa en realizar este régimen alimenticio recuerda que debe ingerir sopas, zumo de frutas naturales, infusiones y puré de frutas.

Recomendaciones

No prolongue la dieta a base de líquidos por más de una semana. Tampoco la acompañe con actividad física debido a que perderá mucha energía y empezará a sentir debilidad, cansancio en exceso. Esto debido a que es una dieta baja en proteínas y escaza de hierro.

Niños, adolescentes, mujeres avanzadas, personas de la tercera edad ni que padezcan anomalías tales como diabetes o hipertensión deben abstenerse a realizar esta dieta.

Cuando se habla de líquido no se incluye ni las bebidas gaseosas ni las alcohólicas.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *